martes, 3 de enero de 2017

Suite francesa, de Irene Nemirovsky

Menos mal que terminamos el año con una gran novela. Así dejamos diciembre con buen sabor de boca aunque la coordinadora haya recibido una regañina por la extensión de la obra y el poco tiempo para terminarla.

Para la reseña, remitimos al blog general de la Biblioteca, donde a su vez recogíamos nuestra recomendación semanal en "Hoy por hoy Cuenca". Y es que esta novela se merece recomendaciones aquí y allá, una obra cargada de sensibilidad, belleza y ternura a pesar de tratar el archiconocido tema de la II Guerra Mundial.

El punto de vista, novedoso, el de aquéllos que tuvieron que abandonar sus hogares en el París conquistado y el de aquéllos que convivieron con los soldados alemanes en ese extraño espacio del armisticio en el que no hay violencia explícita pero sí sentimientos encontrados: rencor y necesidad de seguir adelante.

Lo mejor para mi, la excelente acogida que tuvo esta novela en el grupo, lo que revela la profundidad y enorme empatía de sus componentes, cada vez mejores lectores, más atentos, más perspicaces.


Reseña:

Suite Francesa, una gran novela de Irene Nevirovsky

Esta semana, en el espacio que nos ceden en la emisora de radio "Ser Cuenca", hemos recomendado la novela que estamos leyendo con el club de lectura "Leyendo entre hoces".

Irène Némirovsky, sufrió la ocupación alemana de Francia en la II Guerra Mundial hasta el punto que murió en un campo de concentración en 1944. Sus hijas consiguieron huir tras el arresto de sus padres. En su huida llevaban una sola maleta en la que se encontraba el cuaderno de anotaciones de su madre. Con el paso de los años, decidieron mecanografiarlas con ayuda de una gran lupa y se dieron cuenta de que era una novela, Suite Francesa, no anotaciones personales como pensaban. El descubrimiento del un manuscrito causó una auténtica conmoción en el mundo editorial francés y europeo.

Parece ser que la autora quería escribir un libro que narrase los acontecimientos que estaba viviendo en París durante la ocupación alemana a modo de Sinfonía y dividirlo en 5 partes aunque sólo llegó a escribir dos: “Tempestad en Junio” y “Dolce”.

En la primera parte de la novela, nos cuenta qué sucede cuando caen las primeras bombas: miles de familias huyen de París y en estas circunstancias hay situaciones absurdas (el empeño en llevarse la vajilla...) y también extremas: robos, muertes... Y todo lo contrario: solidaridad, ayuda, y mucho esfuerzo por mantener la entereza.

En la segunda parte, la acción tanscurre en un pueblo que ya ha sido ocupado por los franceses. Es una convivencia llena de confusión y de contradicciones: la presencia de los invasores despertará odios, pero también colaboracionismo.

Está muy bien escrita, con mucha precisión, con un estilo muy depurado. A pesar de lo minuciosa que es con las descripciones, se lee con fluidez y mantiene una cierta distancia emocional con lo que cuenta a pesar de que se refleja que conoció de primera mano y no escatima críticas ni detalles.


Podéis escuchar la recomendación completa aquí
http://cadenaser.com/emisora/2016/12/12/ser_cuenca/1481556413_381210.html

La doctora Cole, de Noah Gordon

Tras el gran éxito de "Como Agua para Chocolate", tuvimos un pequeño bache con "La Doctora Cole".
La novela no alcanzó nuestras espectativas, sobre todo la de aquéllos que se habían leído otras novelas de su autor, Noah Gordon: "El médico" y "El chamán", supuestamente las dos ateriores de la trilogía. Digo "supuestamente" porque se pueden leer de manera independiente, aunque las tres cuenten la historia en distintos momentos históricos de varios miembros de una familia de médicos.

En la novela que nos ocupa, la protagonista, la Dr. Cole es una médica competente y comprometida de una gran ciudad americana en nuestra época, que tras una ruptura matrimonial y un fuerte desengaño profesional decide abandonar su puesto y trasladarse a un pequeño pueblo de las montañas.

Allí practica otro tipo de Medicina, más apegada al día a día y los problemas de la gente, y menos trabada por la burocracia y la competencia profesional.
Este inicio prometedor queda ensombrecido por la incapacidad del autor de profundizar en ninguno de los temas que plantea, y una especie de indefinición en las tramas, y en la misma superficialidad en la descripción de los personajes, a los que apenas conocemos.
Ni siquiera a su protagonista, que tiende la mujer perfecta de una manera algo irritante, sin que terminemos de comprender sus posibles contradicciones, dudas ni temores, eso sí, un genio en su trabajo, gran vecina de sus vecinos, y con tiempo para atender al huerto y tocar un instrumento.
Así pues, por lo menos coincidimos en que "se había leído bien", consuelo que buscamos para justificar el tiempo que le hemos dedicado... no se puede ganar siempre...


lunes, 14 de noviembre de 2016

Como agua para chocolate

En nuestra segunda sesión hemos comentado la novela de la autora mexicana Laura Esquivel que le lanzó a la fama: "Como agua para chocolate".

La novela de Laura Esquivel se inscribe dentro de los parámetros estéticos del realismo mágico, aunque a diferencia de otras obras de la década de los 60, estas novelas de los 80 y 90 hablan de la vida cotidiana, de pequeñas historias del día a día.

ESTRUCTURA

La novela constituye un falso recetario de cocina. Está estructurada en 12 capítulos, cada uno titulado con el nombre de una comida y de un mes del año.Además a cada capítulo le corresponde un mes del año, desde enero a diciembre. 

PERSONAJES

· Las mujeres: Un mundo  esencialmente femenino determinado por las pasiones (el amor, el resentimiento, el odio, etc).
 · Los personajes masculinos están ausentes, o no tienen determinación de las mujeres, carecen de capacidad de lucha.

Contexto

La Revolución Mexicana (1910-1920) es uno de los acontecimientos más importantes de la historia de México

IDEAS PRINCIPALES

El espacio es el más íntimo de una casa mexicana, la cocina. Las mujeres son las que transmiten las tradiciones de generación en generación, la fuerza motriz de la casa.

Tita no acepta su destino sino que se enfrenta a él. Para ella la cocina es un lugar de afirmación y de rebeldía.

La cocina es una metáfora de los sentimientos. La pasión de Tita esa pasión desbordante se expresará sólo a través del proceso de la elaboración de su cocina. Cada plato provocará en los comensales toda una serie de imágenes y sensaciones de efectos inesperados e incontrolables.

Otras metáforas:

La teoría de los fósforos. Enlaza con el tópico literario del “ignis amoris”. Este tópico literario considera que el amor es como un fuego interior. Hace referencia a un amor puro y verdadero, en el cual la llama nunca se apaga y se es capaz de morir por la persona amada.
 
La teoría de los fósforos

..."Mi abuela tenía una teoría muy interesante, decía que si bien todos nacemos con una caja de cerillas en nuestro interior, no las podemos encender solos, necesitamos oxígeno y la ayuda de una vela. Sólo que en este caso, el oxígeno tiene que provenir, por ejemplo, del aliento de la persona amada; la vela puede ser cualquier tipo de alimento, música, caricia, palabra o sonido que haga disparar el detonador y así encender una de las cerillas. Por un momento nos sentiremos deslumbrados por una intensa emoción. Se producirá en nuestro interior un agradable calor que irá desapareciendo poco a poco conforme pase el tiempo, hasta que venga una nueva explosión que haga reavivarlo.

viernes, 21 de octubre de 2016

Wilt, de Tom Sharpe

Ayer tuvimos la primera sesión de este curso 2016-2017 del club de lectura "Leyendo entre hoces".
Elegimos una novela del británico Tom Sharpe, "Wilt", un clásico de humor inglés que esconde una corrosiva crítica del "establishment" y una parodia de la clase alta reperesntada por el "gentelman" inglés. Desde el sistema educativo a la Iglesia, pasando por la policía, la clase alta-intelectual, el moviemiento de liberación de la mujer... Sharpe no deja títere con cabeza.

La historia comienza con un matrimonio en horas bajas, el de Henry Wilt y su esposa Eva. Él, atrapado en un triste trabajo de profesor de humanidades en una escuela politécnica, esperando un ascenso que nunca llega, impartiendo literatura a alumnos que quieren ser albañiles o carniceros y que no aprecian sus esfuerzos. Y no menos atrapado en un matrimonio sin ilusión, sin otra actividad que ver la televisión y sacar al perro cuando llega a casa. Eva vive también frustrada con su matrimonio y con su vida en general, que llena de actividades de ocio que van desde la cerámica al yoga.

Un día Eva conoce a una americana, Sally, casada con un profesor universitario de Química, que le deslumbra por su posición social, económica y sobre todo por sus ideas adelantadas en el terreno de la liberación sexual. Deseando formar parte de esta élite, Eva arrastra a Henry a una fiesta en casa de los americanos que se va complicando por momentos y que acaba en una monumental bronca.
Henry, que fantasea en secreto con deshacerse de su mujer, en plena borrachera decide tirar al hueco de una obra una muñeca hinchable (que fue el detonante de la bronca en la fiesta), para probar cómo llevaría a cabo  este  hipotético crimen que en realidad no es capaz de cometer.

Pero la policía descubre la muñeca en el fondo del agujero detiene a Wilt, pensando que ha matado a su mujer. Eva, por su parte, ha decidido poner tierra por medio para dar una lección a su marido, del que está cada vez más decepcionada, y se marcha con el matrionio americano en una escapadita en barco. Pero se pierden y quedan encallados, por lo que la situación de Wilt se complica, al no poder explicar a la policía dónde está su mujer.

Lejos de aclararse, la trama se va complicando más y más, llegado a situaciones absurdas y delirantes. Uno de los momentos más hilarantes es el interrogatorio de Wilt por el  inspector de policía, a quien torea sin misericordia. Paradójicamnete, en medio del caos y la injusta detención, Wilt encuentra una fortaleza desconocida en él, una seguridad ante el mundo y ante los demás que no había tenido antes.




lunes, 9 de mayo de 2016

El Hobbit

Sí, un cambio de aires en toda regla. Por primera vez en nuestro club de lectura nos adentramos en la literatura fantástica... y ha resultado mejor de lo que pensaba.
Salvo dos lectoras, que no acaban de conectar con el mundo Tolkien, el resto ha disfrutado de las aventuras de Bilbo Bolson, sacado a rastras de su cómoda casa en el árbol, para buscar un tesoro robado, hace varias generaciones,  por el temible dragón Smaug a los enanos.

Gandalf, Gollum, los elfos, los trolls... todo el universo magníficamente construido por Tolkien en el Señor de los Anillos aprece aquí por primera vez condensado en una novela breve fácil de leer y escrita con gran corrección y elegancia.

Tolkien, que fue profesor de Literatura, y nunca abandonó su faceta de filólogo, se muestra aquí como una gran narrador que mide con precisión los tiempos y que construye un relato con fluidez, destreza y gran coherencia interna.

La lucha del bien contra el mal, la búsqueda del grial, mundos maravillosos, gran profusión de elementos fantásticos... el autor británico comienza con esta novela su ambicioso proyecto de escribir una saga inspirada en la saga artúrica y en la épica medieval anglosajona, que tanto admiraba.

La víspera de casi todo

La novela de Víctor del Árbol ganadora del Premio Nadal de este año 2016.

Víctor del Árbol es uno de los autores que ha visitado nuestra ciudad con motivo de la Feria del Libro de este año. Nuestro club de lectura eligió su novela para un encuentro con autor, y no nos arrepentimos de la elcción.
Además de ser una de las pocas novelas que ha puesto de acuerdo a casi todos los miembros de nuestro grupo, que es heterogéneo y variado, el encuentro con Víctor fue uno de los mejores que recordamos, por su cercanía, su gran capacidad de expresión, locuacidad, magnetismo, por cómo nos hizo reflexionar y por compartir con nosotros su gran cultura y sabiduría.
Encuentro con Víctor del Árbol en la Feria del Libro. Foto de Vocesdecuenca.es

La Víspera de casi todo es una novela dura, sí, pero también honesta.
Trata temas como la venganza, la maldad, la influencia de la infancia en nuestras vidas adultas, la hipocresía, la enfermedad... con una gran profundidad.
Los personajes son muy complejos, no se les puede juzgar porque todos arrastrasn problemas y contradicciones, sus vidas son difíciles, pero, como nos explicó el autor en el encuentro: tienen una segunda oportunidad.
El ambiente que describe de Galicia (la Costa da Morte), está totalmente integrado con el clima sombrío y premonitorio de la novela, qeu acompaña la vida de estos personajes.
Todos ellos huyen hacia adelante...
Por cierto: ahora sabemos que Víctor del Árbol solo tiene clara la novela que va a escribir cuando ha decidido el título...