viernes, 14 de febrero de 2014

Últimas lecturas

Tras el parón navideño comentamos un relato de uno de nuestros autores favoritos, Stefan Zweig: "Carta de una desconocida". La elegante prosa del autor austriaco nos enamoró igual que la protagonista de su idolatrado vecino. En el debate: la lógica que desaconseja un amor tan extremo, sin condiciones, aún a riesgo de la propia salud y la propia vida. Y en el bando de los emocionales: sí, es posible perder la cabeza por amor. Y otra gran pregunta: cómo pudo ese hombre olvidar a su vecina, amante, una y otra vez y quedarle tan sólo un vago recuerdo borroso de ella? Hubo unanimidad en albar el estilo de Zweig: sólo con su oficio y contención se puede sostener un relato así sin caer en la cursilería ramplona.

La siguiente sesión estuvo dedicada a una de las autoras españolas más importantes de la segunda mitad del s. XX: Carmen Martín Gaite y su novela Nubosidad Variable. Sobre este encuentro, podéis leer una completa reseña publicada en el boletín de la biblioteca del mes de febrero, pinchando en el siguiente enlace: Entrelíneas 82


Y por último, un best-seller de hace unos años, La joven de la perla, de la autora americana afincada en Londres Tracy Chevalier. Una novela histórica peculiar, no centrada en grandes acontecimientos sino en la vida cotidiana de una joven que debe ponerse a trabajar para ayudar a su familia. La ambientación del s. XVII holandés es tan detallista que casi nos parece estar viendo cada escena, cada calle, y mucho más cada cuadro del dueño de la casa donde esta joven entra a servir: Vermeer, el gran pintor barroco. La ingenuidad de Griet y su fascinación por la obra del pintor crean un vínculo entre ambos lleno de sutilezas y silencios. La idea original de crear una historia ficticia a partir de un retrato real da como resultado esta bella novela en la que se presta especial atención a la descripción de los personajes y las relaciones entre ellos.

El próximo día nos aventuramos con El Premio, de Manuel Vázquez Montalbán. Buena lectura.