lunes, 14 de noviembre de 2016

Como agua para chocolate

En nuestra segunda sesión hemos comentado la novela de la autora mexicana Laura Esquivel que le lanzó a la fama: "Como agua para chocolate".

La novela de Laura Esquivel se inscribe dentro de los parámetros estéticos del realismo mágico, aunque a diferencia de otras obras de la década de los 60, estas novelas de los 80 y 90 hablan de la vida cotidiana, de pequeñas historias del día a día.

ESTRUCTURA

La novela constituye un falso recetario de cocina. Está estructurada en 12 capítulos, cada uno titulado con el nombre de una comida y de un mes del año.Además a cada capítulo le corresponde un mes del año, desde enero a diciembre. 

PERSONAJES

· Las mujeres: Un mundo  esencialmente femenino determinado por las pasiones (el amor, el resentimiento, el odio, etc).
 · Los personajes masculinos están ausentes, o no tienen determinación de las mujeres, carecen de capacidad de lucha.

Contexto

La Revolución Mexicana (1910-1920) es uno de los acontecimientos más importantes de la historia de México

IDEAS PRINCIPALES

El espacio es el más íntimo de una casa mexicana, la cocina. Las mujeres son las que transmiten las tradiciones de generación en generación, la fuerza motriz de la casa.

Tita no acepta su destino sino que se enfrenta a él. Para ella la cocina es un lugar de afirmación y de rebeldía.

La cocina es una metáfora de los sentimientos. La pasión de Tita esa pasión desbordante se expresará sólo a través del proceso de la elaboración de su cocina. Cada plato provocará en los comensales toda una serie de imágenes y sensaciones de efectos inesperados e incontrolables.

Otras metáforas:

La teoría de los fósforos. Enlaza con el tópico literario del “ignis amoris”. Este tópico literario considera que el amor es como un fuego interior. Hace referencia a un amor puro y verdadero, en el cual la llama nunca se apaga y se es capaz de morir por la persona amada.
 
La teoría de los fósforos

..."Mi abuela tenía una teoría muy interesante, decía que si bien todos nacemos con una caja de cerillas en nuestro interior, no las podemos encender solos, necesitamos oxígeno y la ayuda de una vela. Sólo que en este caso, el oxígeno tiene que provenir, por ejemplo, del aliento de la persona amada; la vela puede ser cualquier tipo de alimento, música, caricia, palabra o sonido que haga disparar el detonador y así encender una de las cerillas. Por un momento nos sentiremos deslumbrados por una intensa emoción. Se producirá en nuestro interior un agradable calor que irá desapareciendo poco a poco conforme pase el tiempo, hasta que venga una nueva explosión que haga reavivarlo.

viernes, 21 de octubre de 2016

Wilt, de Tom Sharpe

Ayer tuvimos la primera sesión de este curso 2016-2017 del club de lectura "Leyendo entre hoces".
Elegimos una novela del británico Tom Sharpe, "Wilt", un clásico de humor inglés que esconde una corrosiva crítica del "establishment" y una parodia de la clase alta reperesntada por el "gentelman" inglés. Desde el sistema educativo a la Iglesia, pasando por la policía, la clase alta-intelectual, el moviemiento de liberación de la mujer... Sharpe no deja títere con cabeza.

La historia comienza con un matrimonio en horas bajas, el de Henry Wilt y su esposa Eva. Él, atrapado en un triste trabajo de profesor de humanidades en una escuela politécnica, esperando un ascenso que nunca llega, impartiendo literatura a alumnos que quieren ser albañiles o carniceros y que no aprecian sus esfuerzos. Y no menos atrapado en un matrimonio sin ilusión, sin otra actividad que ver la televisión y sacar al perro cuando llega a casa. Eva vive también frustrada con su matrimonio y con su vida en general, que llena de actividades de ocio que van desde la cerámica al yoga.

Un día Eva conoce a una americana, Sally, casada con un profesor universitario de Química, que le deslumbra por su posición social, económica y sobre todo por sus ideas adelantadas en el terreno de la liberación sexual. Deseando formar parte de esta élite, Eva arrastra a Henry a una fiesta en casa de los americanos que se va complicando por momentos y que acaba en una monumental bronca.
Henry, que fantasea en secreto con deshacerse de su mujer, en plena borrachera decide tirar al hueco de una obra una muñeca hinchable (que fue el detonante de la bronca en la fiesta), para probar cómo llevaría a cabo  este  hipotético crimen que en realidad no es capaz de cometer.

Pero la policía descubre la muñeca en el fondo del agujero detiene a Wilt, pensando que ha matado a su mujer. Eva, por su parte, ha decidido poner tierra por medio para dar una lección a su marido, del que está cada vez más decepcionada, y se marcha con el matrionio americano en una escapadita en barco. Pero se pierden y quedan encallados, por lo que la situación de Wilt se complica, al no poder explicar a la policía dónde está su mujer.

Lejos de aclararse, la trama se va complicando más y más, llegado a situaciones absurdas y delirantes. Uno de los momentos más hilarantes es el interrogatorio de Wilt por el  inspector de policía, a quien torea sin misericordia. Paradójicamnete, en medio del caos y la injusta detención, Wilt encuentra una fortaleza desconocida en él, una seguridad ante el mundo y ante los demás que no había tenido antes.




lunes, 9 de mayo de 2016

El Hobbit

Sí, un cambio de aires en toda regla. Por primera vez en nuestro club de lectura nos adentramos en la literatura fantástica... y ha resultado mejor de lo que pensaba.
Salvo dos lectoras, que no acaban de conectar con el mundo Tolkien, el resto ha disfrutado de las aventuras de Bilbo Bolson, sacado a rastras de su cómoda casa en el árbol, para buscar un tesoro robado, hace varias generaciones,  por el temible dragón Smaug a los enanos.

Gandalf, Gollum, los elfos, los trolls... todo el universo magníficamente construido por Tolkien en el Señor de los Anillos aprece aquí por primera vez condensado en una novela breve fácil de leer y escrita con gran corrección y elegancia.

Tolkien, que fue profesor de Literatura, y nunca abandonó su faceta de filólogo, se muestra aquí como una gran narrador que mide con precisión los tiempos y que construye un relato con fluidez, destreza y gran coherencia interna.

La lucha del bien contra el mal, la búsqueda del grial, mundos maravillosos, gran profusión de elementos fantásticos... el autor británico comienza con esta novela su ambicioso proyecto de escribir una saga inspirada en la saga artúrica y en la épica medieval anglosajona, que tanto admiraba.

La víspera de casi todo

La novela de Víctor del Árbol ganadora del Premio Nadal de este año 2016.

Víctor del Árbol es uno de los autores que ha visitado nuestra ciudad con motivo de la Feria del Libro de este año. Nuestro club de lectura eligió su novela para un encuentro con autor, y no nos arrepentimos de la elcción.
Además de ser una de las pocas novelas que ha puesto de acuerdo a casi todos los miembros de nuestro grupo, que es heterogéneo y variado, el encuentro con Víctor fue uno de los mejores que recordamos, por su cercanía, su gran capacidad de expresión, locuacidad, magnetismo, por cómo nos hizo reflexionar y por compartir con nosotros su gran cultura y sabiduría.
Encuentro con Víctor del Árbol en la Feria del Libro. Foto de Vocesdecuenca.es

La Víspera de casi todo es una novela dura, sí, pero también honesta.
Trata temas como la venganza, la maldad, la influencia de la infancia en nuestras vidas adultas, la hipocresía, la enfermedad... con una gran profundidad.
Los personajes son muy complejos, no se les puede juzgar porque todos arrastrasn problemas y contradicciones, sus vidas son difíciles, pero, como nos explicó el autor en el encuentro: tienen una segunda oportunidad.
El ambiente que describe de Galicia (la Costa da Morte), está totalmente integrado con el clima sombrío y premonitorio de la novela, qeu acompaña la vida de estos personajes.
Todos ellos huyen hacia adelante...
Por cierto: ahora sabemos que Víctor del Árbol solo tiene clara la novela que va a escribir cuando ha decidido el título...



jueves, 31 de marzo de 2016

La camarera de Bach

Hemos leído una novela de Antonio Gómez Rufo, autor a quien aún no conocíamos.

Antonio Gómez Rufo nació en Madrid y estudió Derecho en la Universidad Complutense, donde participó activamente en el movimiento estudiantil que colaboró al cambio democrático y se vinculó al grupo de intelectuales reunidos en torno al catedrático don Enrique Tierno Galván.
En 1979 se incorporó con Berlanga a la Filmoteca Española, fundó una plataforma de debates, el Club Cultura y Sociedad, que presidió don Julio Caro Baroja y participó en la fundación de diversas asociaciones y ONG,s: la Asociación de Amigos del Sáhara, el Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad (MPDL), entre otras.
Ha publicado 22 novelas y varios ensayos hasta ahora, vamos a destacar algunos:
Desde 1987 hasta 1992 publicó Así es Madrid; la novela Natalia.
Entre 1994 y el año 2000, publicó las novelas Las lágrimas de Henan, Si tú supieras y El desfile de la victoria.
Entre el año 2002 y el 2014: El secreto del rey cautivo, Adiós a los hombres, La noche del tamarindo, Balada triste en Madrid, La abadía de los crímenes, La camarera de Bach (2014) 
Como guionista, escribió con Luis G. Berlanga sus películas "Blasco Ibáñez" (para TV) y "París-Tombuctu”.
En la actualidad es miembro de la Sección española de la Alianza Mundial Contra la Pobreza (fundador y coordinador de la plataforma Escritores Por la Paz) y miembro de la Asociación Española de Escritores Policíacos.
La camarera de Bach
Es una novela histórica; también es la historia de una chica de origen humilde que intenta abrirse camino en un mundo que le es hostil y también es una historia de amor.
 Los hechos que se cuentan en "La camarera de Bach" transcurren en el siglo XVIII, en varios países europeos: Alemania (Sajonia); Austria; Francia.
Gómez Rufo recrea con mucho detalle una época de cambio, le interesa destacar los contrastes entre una sociedad muy conservadora, muy clasista y por lo tanto muy injusta, que sin embargo empezaba a abrirse hacia otra manera de pensar marcada por la Enciclopedia, la revolución industrial, y una nueva clase social de comerciantes, pequeña burguesía.
 El autor elige la figura del gran compositor y músico Johann Sebastian Bach, que murió en 1750, coinciendo con el principio del fin de un modo antiguo de interpretar el mundo: los movimientos artísticos del Barroco que dejaron paso al Romanticismo, una nueva forma de entender el arte y la vida.
 La protagonista, Madlene Findelkind, una joven criada que comienza a servir en casa del gran músico huérfana y sin familia, que recibe el encargo de ayudar a Bach, que estaba casi ciego. Cuando muere el compositor abandona la casa y continua un recorrido por diversos destinos entre los que se encuentran la cárcel, la miseria, otro país, otro trabajo, amores, desamores, etc… en general para no desvelar la trama podremos resumirlo como que ella intenta sobrevivir en un mundo injusto, en el que la clase alta se ceba con los más débiles hasta límites incomprensibles.
 Ella está empeñada en aprender a leer y escribir, porque intuye que su ignorancia es una de las causas de sus muchas desgracias y este deseo que todos le reprochan marca su vida y sus siguientes pasos.  Aunque es un personaje inventado, podría ser una de esas mujeres que luchó contra viento y marea para transformar la sociedad y por conseguir avances y mejoras en la vida de la mujer.
 La novela tiene detrás un importante trabajo de documentación, sobre todo en lo que se refiere a espacios, modos de vida, ambientación, etc… pero los detalles sobre los personajes son inventados, es decir que no vamos a encontrar una biografía sobre Bach ni mucho menos, todo lo relativo a la relación de él o de su familia con esta protagonista son inventados.
 El aspecto que más peso tiene en la novela a medida que avanzamos en sus páginas es la historia de amor, (con cierta tendencia al folletín) a pesar de lo cual, el autor ha explicado en alguna entrevista que le interesa escribir acerca de la crisis económica actual en Europa a partir de la analogía del contexto europeo a la altura de 1750, en el que el pueblo está harto de la aristocracia y hay una serie de movimientos intelectuales que alumbran la 'Enciclopedia' y ponen las bases para la Revolución de 1789.
 Y también, explica, le interesa hablar de las primeras feministas, unas pocas mujeres que como Madlene deciden rebelarse y huir del destino que se empeña en condenarlas a ser toda la vida simples criadas...

 


lunes, 28 de marzo de 2016

Una habitación con vistas



Para nuestra primera sesión de marzo elegimos un clásico: La novela de Edward Morgan Forster "Una habitación con vistas".
Edward Morgan Forster fue novelista y ensayista inglés cuyas novelas exploran las actitudes que crean barreras entre las personas.En esta ocasión, nos cuenta la historia de Lucy, joven inglesa de vacaciones en Florencia. Hasta ese momento, Lucy ha vivido según las normas y convenciones sociales de la época (comienzos del s. XX), y solo parece reflejar su verdadero espíritu cuando se sienta al piano.
Viaja con su prima Charlotte, a modo de carabina irritante y asustadiza (felizmente interpretada en la versión cinematográfica por la gran Maggie Smith)

Allí conocen a dos extraños ingleses (la ciudad parece plagada de una incipiente masificación turística): el extravagante padre y el bohemio hijo divierten y horrorizan a partes iguales a ambas primas. Surge el amor entre Lucy y George, con un único beso que termina de amedrentar a la carabina Charlotte, que organiza la huida de Florencia ante el miedo de que el resto de la excursión se haya percatado.

La novela simboliza el desafío a las normas de la alta sociedad inglesa, representada en Lucy y su vuelta al redil, tras el escarceo italiano, conformada ante la idea de casarse (con un más que nunca camaleónico Daniel Day Lewis en la película), tan petulante como impasible ante los sentimientos del resto de los mortales.

La obra está escrita con un gran sentido del humor, y es un alegato a una manera de entender la vida, la libertad, y el amor.

El Jardín Olvidado, de Kate Morton, para nuestra sesión del 18 de febrero



Kate Morton. Nació en Berri, el sur de Australia en 1976. Estudió la carrera de Literatura Inglesa en la Universidad de Queensland, se graduó con matrícula de honor beca para realizar un Máster centrado en Tragedia en la Literatura Victoriana. Su primera novela, La Casa de Riverton en 2006 se publicó con enorme éxito en 38 países, alcanzó el número uno en muchos de ellos y lleva vendidos más de dos millones de ejemplares en todo el mundo. La segunda novela, El jardín olvidado se publica en 2008 con unas ventas que superan los cuatro millones de ejemplares, supuso la consolidación absoluta de la autora  y le granjeó el reconocimiento masivo de la crítica y los lectores. A partir de aquí, la historia se repite: Las horas distantes (2010); El cumpleaños (2012);  El último adiós (2015) se vierten igualmente de inmediato en best sellers. Se estima que las ventas en todo el mundo de las obras de Kate Morton, que se publican en 39 países y en 32 idiomas, se acercan a los ocho millones de ejemplares.
 La autora sigue una misma fórmula en todas las novelas: estructura sus obras en diversos hilos temporales y hace girar sus argumentos en torno a misterios familiares. Para algunos lectores puede ser repetitivo y para otros es una apuesta segura.
Actualmente vive en Londres con su familia y continúa escribiendo.

El jardín olvidado

Cuenta tres historias entrelazadas entre sí, que suceden en tres momentos temporales:

El punto de partida de la historia es la de una joven australiana, Nell, que se entera el día de su 21 cumpleaños de que es adoptada, y de que sus padres la encontraron en los muelles, sola, con una maleta blanca, tras atracar un barco que venía de Inglaterra. Muchos años después (en los años 70) Nell investiga sobre su pasado, porque al fallecer sus padres, recibe la maletita con todo el contenido que llevaba en su día: papeles, alguna foto, y un cuento para niños. Ella no recuerda nada de esa época anterior a su llegada a Australia, pero cree que conocía a la autora del libro de cuentos y con esa pista y la documentación empieza su investigación, que le lleva a Inglaterra, a Cornualles.

En el año 2005, la nieta de Nell, Cassandra, sigue los pasos de su abuela por idénticos motivos: su vida no trascurre como ella querría, tiene un sentimiento de abandono, de soledad que le lleva a querer conocer el pasado de su abuela y repite la investigación de ésta a fin de retomarlo donde ella lo dejó (por falta de tiempo).

Ambas llegan a Inglaterra y a una niña llamada Eliza que tiene mucho que ver con el pasado de ambas, que vivió a comienzos del s. XX en Inglaterra y luego fue trasladada a vivir con unos familiares a una casa de campo de unos familiares en Cornualles.

La forma de entretejer historias de Kate Morton es un acierto, las tres historias van confluyendo con naturalidad, y también merece mención especial la ambientación de la novela. Muy lograda en todos los casos, con minuciosidad, detalles…sobre todo la de principios de siglo en la época victoriana, no solo las descripciones de paisajes sino los modales, las costumbres, la manera de hablar.

Estilo: La novela está muy bien escrita, con una prosa elegante (sencilla pero cuidada). A pesar de lo minucioso de la descripción de los paisajes y los personajes, hay economía del lenguaje, se da una visión muy completa con pocas palabras.

Una curiosidad es que como una de las protagonistas es autora de cuentos infantiles, dentro de los capítulos se incluyen algunos de los cuentos que tienen una gran carga simbólica y están relacionados de alguna manera con la trama.

Los personajes están bien perfilados, ricos en matices y muy diferenciadas entre sí, incluso los secundarios, con sus ambigüedades, sus contradicciones, su mundo interior muy bien reflejado.

La autora cuenta una anécdota sobre el jardín en el que trascurre gran parte de la historia, un cuidado jardín inglés en la casa de Cornualles, al que se accede a través de un laberinto. Se le ocurrió incluirlo porque buscaba espacios para inspirarse, y haciendo un recorrido por una serie de tramos de la costa inglesa encontró “Los jardines perdidos de Heligan” en una gran casa de campo mantenido por varias generaciones habían y un equipo de trece jardineros abandonado en la I Guerra Mundial y restaurado muchos años después. Le pareció que la idea de un jardín glorioso, olvidado en el tiempo era demasiado irresistible para abandonarlo, su historia encontró su ubicación y su título.

lunes, 8 de febrero de 2016

Memorial del Convento

El jueves pasado comentamos una novela difícil pero imprescindible, de uno de los grandes de la Literatura contemporánea: Memorial del Convento, de José Saramago. Su obra, merecedora del Premio Nobel de literatura, está considerada por los críticos de todo el mundo como una de las más importantes de la literatura contemporánea y un tratado a favor de los derechos humanos y del sentido común.
 


Memorial del Convento

Es una novela histórica pero con muchos matices. Cuenta un hecho histórico real: Juan V, rey de Portugal desde 1681, mandó construir el convento de Mafra en 1717. Pero el proyecto fue creciendo, se fue haciendo más ambicioso y acabó siendo un  Palacio, un Panteón Real que se terminó de construir en 1730 y en el que llegaron a trabajar más de 52.000 hombres que hicieron llegar de todo el país.
Hay una recreación impecable de ambientes y eventos de la época, que describe con todo lujo de detalles y hay personajes reales.

Al igual que ocurre en todas las novelas históricas hay personajes ficticios: Blimunda, una mujer que tiene el don de ver dentro de las personas. Y Baltasar, un ex soldado que perdió la mano en la guerra y que intenta adaptarse a su nueva vida. Estos personajes inician una historia de amor preciosa, un amor puro, incondicional y al margen de los convencionalismos sociales de la época, son un contrapunto a la relación estrictamente de conveniencia de los reyes y preocupados en tener descendencia.

Sin embargo, Saramago introduce elementos fantásticos, maravillosos, nos habla de historias que no podían haber ocurrido, y en este punto es fundamental otro personaje: Bartolomé Lorenzo, (sacerdote brasileño precursor de la aeronáutica). Está empeñado en construir un vehículo con el que volar, una “passarola”. Realmente lo diseñó, pero Saramago introduce aquí un elemento fantástico, ya que la manera de hacer volar al artilugio es introduciendo en unas esferas las voluntades de las personas. Las voluntades están en el interior, como el alma, y Blimunda, con su capacidad de ver en el interior de las personas, las puede ver cuando salen del cuerpo de sus dueños, atraparlas en un tarro y utilizarlas para el invento. Entre los tres se embarcan en este proyecto con ilusión, con entrega, y se crea entre ellos un ambiente de esperanza que no es el que corresponde a la época en que viven.

La manera de Saragmago de contar esta historia es desde un punto de vista crítico, es una visión de una época pasada pero visto desde la perspectiva del tiempo, y expresa sus ideas constantemente. Cuestiona la historia oficial, triunfalista del rey y su gran obra para ponerse de lado de los anónimos, de los hombres que trabajaron de obreros en unas condiciones infrahumanas. Con su tono irónico y burlesco nos muestra la otra cara de la historia, la de los personajes olvidados, vulnerables.

El estilo es complicado: Saramago escribe con frases largas, con un lenguaje barroco; sin signos de puntuación en los diálogos, introduciendo reflexiones, introduciendo relatos dentro del relato… Es un lenguaje poético, con enumeraciones y repeticiones que producen un ritmo y una cadencia muy marcados.

En Memorial del Convento están muy presentes y además de una manera muy evidente las ideas y los valores del autor: la importancia de los sueños, la fuerza de la curiosidad intelectual, el deseo de saber, que ennoblece a estos personajes marginales. Está muy presente la idea de la injusticia, representada por el poder de la monarquía absoluta, y por la Iglesia. El sentido de la libertad frente a los convencionalismos, la falsedad y la Religión mal entendida, que se basa en prejuicios e imposiciones.
 
Pero sobre todo es una apuesta por la vida y el amor, la bondad, la sencillez y la belleza frente al despropósito de la vanidad y la falsedad del discurso oficial.

viernes, 22 de enero de 2016

La voz dormida

Nos había quedado pendiente el comentario de "La voz dormida", aunque realizamos la sesión en noviembre del año pasado... bueno, más vale tarde que nunca. La novela gustó mucho en el club y le queriámos dedicar más espacio:



La voz dormida es una novela de Dulce Chacón que fue un gran éxito tanto de crítica, como de público. Recibió el Premio al Libro del Año 2002, le reportó a su autora numerosos premios y reconocimientos por parte de diversas asociaciones de mujeres.

Sobre la autora, vamos a aportar unos breves apuntes biográficos:


Dulce Chacón Gutiérrez, nació en Zafra (Badajoz) en 1954 y murió en Brunete (Madrid) en 2003 a los 49 años de edad, víctima de un cáncer. Tuvo ocho hermanos y ella era hermana gemela de la también escritora Inma Chacón. Cuando las gemelas tenían 11 años de edad, su padre murió y un año más tarde, su madre, se fue a vivir con toda la familia a Madrid y Dulce e Inma, fueron ingresadas en un internado, hasta que concluyeron el Bachillerato.

En el internado Dulce comenzó a escribir poesía, en un esfuerzo por evadirse de las difíciles circunstancias personales que estaba viviendo. Su primer libro de poemas se tituló Querrán ponerle nombre y fue publicado en 1992. Le seguirían Las palabras de la piedra (1993); Contra el desprestigio de la altura (1995). Por esta última ganó su primer premio, el Ciudad de Irún. Matar al ángel en 1999. En 2003 publicó su último poemario, Cuatro gotas. Publicó su primera novela cuando ya llevaba tres poemarios publicados, se trata de Algún amor que no mate en el año 1996, que trata sobre el maltrato a las mujeres. Dos años más tarde publica otra novela: Blanca vuela mañana. Y una tercera, Háblame, musa, de que trata también sobre la violencia doméstica. 

En 2000 publica Cielos de barro, ambientada en la Extremadura de la posguerra y obtuvo el premio “Azorín”. Y en 2002 en 2002 publicó la novela La voz dormida, que la catapultó hacia el éxito literario. La novela fue un gran éxito de ventas y obtuvo el premio Libro del Año 2003, otorgado por el Gremio de Libreros de Madrid. 

Se involucró en numerosas actividades sociales y políticas de carácter progresista. En relación con la invasión de Irak, formó parte de la plataforma 'Cultura contra la guerra' y leyó, junto con el premio Nobel José Saramago, el manifiesto antibélico que cerró la gran manifestación contra la guerra del 15 de marzo de 2003 en Madrid.     La causa de las víctimas del franquismo fue una de sus prioridades, opinando que el rencor derivado de la violencia política durante la guerra civil y el franquismo sigue enquistado, al no haber sido expuesto a la luz pública. Su lema al respecto era "ni rencor ni olvido"


Sobre la novela
Contexto:

Es una novela basada en hechos reales con la que la autora pretende rendir homenaje a las mujeres represaliadas por el franquismo, aquéllas que sufrieron el miedo, la tortura y la falta de libertad durante tantos años. "A ellas se les ha mutilado la memoria. No han podido reclamar el derecho al recuerdo, ni el derecho a contar, ni el derecho a ser. Se les ha condenado al silencio. Se les ha secuestrado su propia historia, que es la historia de todos"

Chacón preparó esta novela mediante conversaciones con historiadores y con mujeres cuyos testimonios están recogidos en el libro. Tuvo que suavizar las diversas historias que las mujeres le contaron porque según dijo la ficción no soporta tanto horror como el que vivieron esas mujeres. Admiró el hecho de que las mujeres con las que charló siguen conservando la dignidad, la lealtad hacia sus compañeras y sus ideales intactos.

A Dulce Chacón lo que más le impresionaron, sin embargo, fueron las historias de amor vividas desde la cárcel y por eso La voz dormida no es un libro amargo, sino un libro de esperanza, un relato de amor que sucede, eso sí, en un mundo cruel. «Las atrocidades rodean esas historias de pasión, pero el horror no es el protagonista», puntualiza la también autora de Las palabras de la piedra.
 
La voz dormida está contada de forma lineal, aunque hay "flash back" continuamente debido a que los personajes hacen continuas alusiones al pasado mostrándonos de esta manera las razones por las cuales se encuentran ahora en esta situación.

Sobre todo nos muestra como a pesar de todo lo que les hicieron y de las pésimas condiciones en las que tuvieron que vivir no renunciaron a sus ideales y creencias. Desde dentro o recuperada la libertad siguieron luchando por una causa que creían que era justa, exponiéndose siempre a ser pilladas. Nunca perdieron la dignidad y siempre mantuvieron la lealtad hacia sus compañeras no delatándolas.


viernes, 15 de enero de 2016

A flor de piel

Nuestra primera lectura  a la vuelta de las vacaciones de Navidad ha sido A flor de piel, de Javier Moro


Una novela histórica muy bien documentada y bien contada, con sencillez y atención al detalle. 

Todos coincidimos en que la novela tiene el interés de que el tema es desconocido por el público en general y además cuenta una hazaña médica impulsada y realizada por españoles: la implantación y extensión de la vacuna de la viruela en América a comienzos del S.XIX, cuando aún en muchos lugares se recelaba de este remedio.  

También coincidimos en que está bien ambientada, podemos hacernos una idea muy clara y muy concisa de cómo se vivía en España a finales del s. XVIII, en todos los espacios que nos va describiendo: una pequeña aldea gallega, La Coruña, Madrid... y en cada ciudad y pueblo de las colonias españolas en América a las que llegan los expedicionarios.

Salió a relucir el dilema moral sobre si usar a niños es lícito moralmente, además niños huérfanos, sin protección, por bien de la ciencia: casi todos estuvimos de acuerdo en que aunque ahora parece una barbaridad, en esa época seguramente era la única opción y desgraciadamente, los niños tenían un futuro muy oscuro en el hospicio... muchos de ellos por lo menos mejoraron su situación tras el viaje.

Y la otra gran pregunta sin responder: ¿premia la Historia el sacrificio de tantos hombres entregados a una causa justa, filantrópica, desinteresada...? En principio parece que no, ya que apenas se sabe nada de estos personajes fuera del ámbito médico o científico.


La novela también introduce tramas secundarias, amores o discusiones entre los miembros de la misión, sobre todo entre Isabel, Balmis y el médico que nombran de subdirector, Josep Salvany, de un carácter mucho más conciliador y pacífico que el jefe.

También comentamos el tema de la mujer, la gran protagonista, Isabel Zendal, con apenas 24 años se embarcó de una manera muy valiente en una misión quizás para redimirse, quizás demasiado torturada por un sentimiento de culpa impuesto injustamente por la sociedad que no abandona sus prejuicios.

Aunque dos o tres de nuestros participantes encontraron la trama algo repetitiva, por la exhaustividad con la que está contado el viaje y sus pormenores, en general la novela gustó mucho y nos pareció fácil de leer, y sobre todo muy bien documentada.


Primer trimestre curso 2015- 2016

Se nos acumula la tarea, así que vamos a hacer un resumen rápido de los primeros libros que hemos leído este curso:

Comenzamos con un autor local, Jesús de las Heras, ya que el día 23 de octubre teníamos un encuentro con él organizado por el club de lectura de Novela Negra para comentar Silencio en Belvalle, una obra del año 2001 con el que ganó el premio Alfonso VIII de novela. En ella nos narra una historia de misterio ambientada en Cuenca (con un nombre ficticio, "Belvalle") aunque su descripción valdría cualquier otra pequeña ciudad española de los años 90, protagonizada por un peculiar detective en plena crisis de identidad.
El encuentro con Jesús fue todo un éxito, ya que además de ser conocido y querido en Cuenca, su tierra, contó muchas anécdotas de su trayectoria profesional como periodista de investigación y disipó las dudas de los lectores sobre la novela, la ambientación, y los objetivos que perseguía con ella.


Nuestra siguiente lectura fue del autor recientemente galardonado con el Premio Nacional de Narrativa del año 2015, Ignacio Martínez Pisón. No pudimos leer la novela ganadora, La Buena Reputación ya que ninugna biblioteca tiene un lote para clubes, así que echamos mano de un libro de hace unos años, El fin de los buenos tiempos.
 «El fin de los buenos tiempos está, sin duda, entre lo mejor que ha escrito en su vida.» Con estas palabras, Enrique Vila-Matas define esta obra imprescindible para conocer la narrativa de Ignacio Martínez de Pisón, uno de nuestros mejores novelistas, «un contador de historias y de aventuras, cargado de humor, de ternura, creador de buenos personajes» (Rafael Conte, Babelia).

Está formada por tres relatos: «Siempre hay un perro al acecho», una dura historia de unas vacaciones con un desenlace inesperado; «El fin de los buenos tiempos», sobre las vidas de varios personajes que giran en torna a un equipo de fútbol de provincias humilde pero ambicioso y por úlitmo un reencuentro con el pasado en la ciudad de juventud «La ley de la gravedad». Tres escenarios, tres familias, tres viajes que sumergen al lector en los vínculos emocionales que rigen las relaciones entre los personaje.

Para nuestra tercera lectura, cambiamos de tercio y pasamos a uno de los grandes de la literatura norteamericana: Paul Auster. La novela elegida fue El libro de las ilusiones, un inquietante relato sobre un profesor de literatura que atraviesa un terrible momento personal, tras el fallecimiento de su familia en un accidente. Solo le saca de su apatía y tristeza el visionado de una antigua película muda, lo que le lleva a embarcarse en una investigación sobre el peculiar protagonista de la misma: Hector Mann. En esta novela están presentes los grandes temas y obsesiones de Paul Auster:

Las cajas chinas (historias engastadas en otras historias); los conflictos de identidad, las desapariciones, la atmósfera enigmática, el escritor protagonista de estas memorias fingidas cavilando "enloquecido por la soledad"; la novela como reflexión existencial y ejercicio de reflexión en torno al amor, la mitomanía y la creación; el homenaje de un cinéfilo al cine mudo; el Arte redimiéndonos de la atormentada vida